Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ejidatarios abandonan negociación con mina Los Filos

Integrantes de la mesa ejidal de Carrizalillo, perteneciente al municipio de Eduardo Neri, ubicado en la zona centro de Guerrero, rompieron pláticas con representantes de la minera canadiense Equinox Gold, a quienes acusaron de racistas, y anunciaron que continuará el paro de labores en la mina Los Filos, una de las más importantes de América Latina en producción de oro.

Las tareas en el venero se interrumpieron el 3 de septiembre, luego de que los ejidatarios de Carrizalillo dieron por terminado el convenio que signaron en 2019 con el consorcio, debido al incumplimiento de casi 70 por ciento de las cláusulas del documento con base en el cual la compañía canadiense explotaría hasta 2025 Los Filos, de donde hasta la semana anterior se obtenían alrededor de 800 onzas de oro diarias, según los labriegos.

Las negociaciones entre campesinos y Equinox Gold se iniciaron ayer a las 10 de la mañana y concluyeron una hora después sin que hubiera arreglos. La mesa ejidal de Carrizalillo advirtió que las faenas continuarán detenidas y no se permitirá el ingreso a ninguno de los cerca de mil 500 trabajadores a la mina.

Los agricultores y sus familias instalaron campamentos en los dos accesos principales al filón, mientras por parte de la corporación solamente permanecen elementos de seguridad.

Entrevistado en el plantón frente a Los Filos, en el que participan unos mil 500 productores, al final de un recorrido por las instalaciones, un representante ejidal que pidió anonimato informó que la mañana del lunes hubo una reunión con Peter Burger, vicepresidente ejecutivo de Equinox Gold, a quien de entrada le pedimos la renuncia del licenciado Juan Carlos Flores Cano (subdirector de operaciones de la minera), la cual hoy nos presentó.

Acotó sin embargo que la asamblea de ejidatarios acordó que el diálogo se efectuaría en la zona de la movilización, a lo que Burger replicó que no iban a negociar ni a firmar un nuevo contrato si no se levantaba el plantón.

Los campesinos rechazaron la propuesta del consorcio. El informante aseguró: Estamos dispuestos a negociar con las condiciones del ejido, porque ya no vamos a tolerar más discriminación ni que la empresa se venga a burlar del pueblo.

Añadió que los labriegos adelantaron que ya no firmarán acuerdos como el de 2019, pues la asamblea determinó que a partir de ahora el convenio será por un periodo de un año.

Indicó que los ejidatarios de Carrizalillo elaboran desde hace ocho meses el nuevo contrato y expuso: El problema actual es que la empresa Equinox Gold no ha cumplido con 70 por ciento de las cláusulas; por eso se dio por terminado el acuerdo.

Manifestó que la comunidad padece falta de agua desde hace 10 años debido a contaminación con cianuro en los siete mantos que le proporcionan el líquido. Otras inconformidades se refieren al incumplimiento de compromisos de la trasnacional en materia de salud, obras, infraestructura y becas.

Explicó que 173 agricultores y sus familias están participando en la protesta, y por eso decimos a la empresa que ya no vamos a firmar otro contrato, porque al ejido de Carrizalillo no le conviene. La minera no aprovechó este convenio por seis años, ya que no lo cumplió, y ahora nuestra propuesta es que los arreglos sean por un año.

Comentó que Burger estuvo muy cerrado, muy racista, y nos ignoró; no trajo ninguna propuesta, al contrario, dijo que si no levantábamos el plantón no habría diálogo.

En este contexto, el gobernador priísta Héctor Astudillo Flores exhortó ayer por la mañana a los pobladores de Carrizalillo y a Equinox Gold a que reanuden sus pláticas y a que se respeten los acuerdos ya firmados.

Consideró que si la compañía se va de Guerrero se cerrarán plazas laborales, y en estos momentos no estamos para perder empleos, aunque tampoco estamos para que a nadie se le falte al respeto y a nadie se le incumpla.

MM-logotipo-horizontal

Recibe nuestro boletin en linea

Es fácil: todo lo que necesitamos es que nos envíes tu nombre y correo electrónico.