• 15 julio 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Precio del oro duda, pero el cataclismo económico por COVID-19 podría reavivar la fiebre alcista

El precio del oro al contado comienza la sesión del miércoles con un signo dubitativo y cae 0.6% hasta el filo de los 1695 $ la onza, en una jornada en que el optimismo por la reapertura paulatina de la economía eclipsa algunos datos macroeconómicos desconcertantes procedentes de Estados Unidos.

Esta mañana, la agencia procesadora de nóminas ADP informó que el sector privado norteamericano perdió 20,2 millones de empleos durante el mes de abril, un récord histórico, después de que el gobierno implementara cuarentenas para contener la proliferación del coronavirus. El dato, que estuvo casi en línea con las expectativas, no provocó mucha volatilidad, ya que los inversores parecen estar más enfocados en los reportes relacionados a la flexibilización de las restricciones de confinamiento.

A pesar de algunas noticias positivas sobre la reanudación de las actividades económicas, es necesario hacer hincapié sobre un punto fundamental: la normalización tomará tiempo y será dolorosa debido al profundo trastorno económico desencadenado por la pandemia de COVID-19. Como la recuperación no se materializará rápidamente, los mercados permanecerán en una situación de estrés por mucho tiempo, mientras que los principales bancos centrales del mundo mantendrán una política monetaria ultra expansiva por un periodo prolongado. Estos factores seguirían apoyando los avances del oro en un horizonte de mediano a largo plazo.

Otro punto importante para tener en cuenta es el comportamiento de los activos de riesgo como la acciones en la bolsa de Estados Unidos. Por ejemplo, desde su mínimo de marzo, el S&P 500 ha repuntado alrededor de 32% a pesar de las señales ominosas para la economía y las ganancias corporativas. A medida que aparezcan más detalles sobre el daño causado por el brote del virus, podríamos volver a ver un nuevo repliegue en los mercados bursátiles. Este revés podría dar comienzo a la próxima fase alcista del oro, un activo de refugio en tiempos de crisis.

ANÁLISIS TÉCNICO DEL ORO

Tras las últimas caídas, el precio del oro se sigue acercando a un soporte técnico de gran importancia en la zona de 1677/1670, donde se alinea el retroceso de Fibonacci de 23.6% del avance de marzo a abril. Si esta área de apoyo es violada, el próximo piso se ubica en la región de los 1645/1635 (el retroceso de Fibonacci de 38.2%).

En el caso de nuevas subidas, la primera resistencia en consideración se localiza en las cercanías de los 1705 (línea de tendencia descendente de corto plazo). Una ruptura de este techo facilitaría la recuperación de la región de máximos de 2020 en 1740/1747.

MM-logotipo-horizontal

Recibe nuestro boletin en linea

Es fácil: todo lo que necesitamos es que nos envíes tu nombre y correo electrónico.